Inicio Actualidad El Verano es de las terrazas

El Verano es de las terrazas

1824
0

LAS 10 CLAVES PARA EL ÉXITO DE LAS TERRAZAS DE LOS BARES Y RESTAURANTES ESTE VERANO

Imagen de archivo de la terraza La Mestiza. / PABLO SÁNCHEZ / AGM

Desde hace meses, los bares y restaurantes en España esperaban con anhelo la llegada del verano. Después de dos años muy complicados para el sector por el Covid, el verano de 2022 se presenta como la tabla de salvación, como la necesaria confirmación de que la recuperación del negocio era posible, en un país en el que la hostelería tiene un importante peso en la economía gracias a su vínculo inextricable con el turismo. Los números no serán idénticos a los del verano de 2019, cuando se registró una cifra récord de turistas en España, pero, en muchos casos, supondrán la constatación de que esta industria coge aire tras contener la respiración durante bastante tiempo.

Por tanto, más que nunca es necesario que bares y restaurantes saquen el máximo rendimiento a su principal activo en verano: las terrazas. La gente ya parece volver sin ataduras a estos espacios para consumir refrescos y retomar la interacción social que se vio no hace tanto tiempo limitada por los confinamientos y las restricciones sociales. Se podría afirmar que este verano se empieza a parecer bastante al de 2019. Las ganas de compartir ratos entre familiares y amigos sentados al aire libre disfrutando del ocio es palpable. En ese contexto, la labor de los hosteleros es acomodar al público lo mejor posible para levantar sus negocios hasta recuperar los niveles previos a la pandemia lo antes posible.

CONFORT.

Para pasar un rato agradable sentado en una terraza es preciso que el cliente se sienta a gusto en todo momento. Por ello, contar con un ambiente adecuado es fundamental. En este sentido, las sombrillas y la climatización, con nebulizadores que pulvericen agua para refrescar exteriores por las altas temperaturas que se están viviendo este verano, son elementos clave para alcanzar ese objetivo.

UBICACIÓN.

Siempre hay que tener en cuenta el lugar en el que se instala una terraza. No es lo mismo el casco histórico de una ciudad que otro tipo de áreas en las que la armonía con el entorno no es determinante. En este sentido, el mobiliario será un factor que hay que considerar para evitar ser disruptivos con el escenario en el que se va a enmarcar la actividad, puesto que conforma la seña de identidad tanto de restaurante como del servicio que presta. Además, con el fin de que el cliente no esté expuesto a trastornos de diferente índole, es aconsejable que la terraza no esté sujeta a ruidos de tráfico o malos olores por contenedores de basura cercanos.

NORMATIVA.

Antes de acometer el proyecto de terraza, es vital respetar la normativa de la localidad en la que se encuentre, ya que el dueño se enfrenta a sanciones o incluso el cierre si no cumple las exigencias básicas para este tipo de establecimientos.

EQUIPO.

En la medida de lo posible, sería recomendable contar con plantilla suficiente para hacer frente a la demanda, con el fin de ofrecer un buen servicio sin excesivas demoras para los clientes. La meta es conseguir que el consumidor valore la atención que se le dispensa y vuelva otro día. Por ello, es fundamental gestionar bien los picos de trabajo, contratando personal adicional si es necesario y coordinando bien todos los recursos disponibles.

AMBIENTE.

El escenario de la terraza depende en gran medida de la propuesta que se quiera construir. Hay factores que pueden definir este aspecto, como la iluminación, la decoración, las plantas o la propia disposición del mobiliario. Una combinación acertada puede ser el marco perfecto para crear un entorno acogedor.

MOBILIARIO LIMPIO Y EN BUEN ESTADO.

Se dice que la primera impresión es la que queda y llegar a un local y contemplar que tanto sillas como mesas se encuentran en perfecto estado es un aliciente para decantarse por él. Además, dado que se va a pasar un tiempo relajado, una silla cómoda siempre ayuda a promover la sensación de bienestar. También es importante que las mesas estén bien firmes en el suelo, sin riesgo de que un movimiento brusco pueda terminar derramando el contenido de una bebida. En este sentido, Coca-Cola ha duplicado su inversión en terrazas sumando 5.500 a su actual oferta. Este verano va a contar con 22.500 terrazas con un total de 300.000 sillas, 75.000 mesas y 42.000 sombrillas. Una de las principales características de estos kits es que está diseñados y fabricados empleando materiales reciclables, contenido reciclable y siguen criterios de ecodiseño.

CARTA.

Es la tarjeta de presentación del restaurante o del bar. Una carta cuidada, con novedades y atractiva para el cliente puede ser el principal dinamizador del consumo en la terraza. En estos tiempos, es básico que los clientes tengan acceso online al contenido de la carta, adaptando la demanda al momento del año.

EVENTOS.

Siempre puede ser un reclamo para el cliente tener la posibilidad de disfrutar de atracciones o eventos que amenicen la estancia en las terrazas, ya sea mediante conciertos de música en vivo u otro tipo de espectáculos.

REDES SOCIALES.

La digitalización ha venido para quedarse y la mentalidad de los hosteleros debe adaptarse a este nuevo enfoque de negocio. Por ello, es clave difundir a través de las redes sociales su propuesta con el fin de llegar al mayor público posible sin necesidad de que este descubra el bar accidentalmente o por el boca a boca. Anticiparse exponiendo proactivamente los servicios en redes sociales con hashtag o creando una página web sugerente donde además de la carta se anuncien próximos eventos pueden ser herramientas clave para el éxito.

SOSTENIBILIDAD.

La sociedad cada vez está más concienciada de la importancia de la lucha contra el cambio climático. En este sentido, es fundamental que la hostelería, con un importante peso en la economía –España es un “país de bares”, ya que cuenta con más establecimientos hosteleros por persona del mundo (uno por cada 147 habitantes), con cerca de 300.000 repartidos por todo el territorio español-, demuestre su compromiso con el medioambiente mediante acciones que permitan mejoras para ser más eficientes y así reducir los costes asociados a consumos eléctricos, combustibles fósiles y consumo de agua. Gracias a este proceso la actividad de estos establecimientos ha dado un paso importante para convertirse en “cero emisiones”.

Artículo anteriorNIKKA PERFECT SERVE IS BACK
Artículo siguienteCócteles con Pago

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here