29 años produciendo Ron, por Tito Cordero

Maestro Ronero: Tito Cordero

Un 18 de abril de 1988 se inicia el capítulo Ron en la historia de mi vida. Hoy 29 años años después recuerdo como si fuera ayer mis primeros pasos en la industria del ron, y como años después llegue a convertirme de petrolero al primer Maestro Ronero de la prestigiosa casa de Ron Diplomatico, todo esto fue logrado con años de esfuerzo y dedicación, así como también de muchas satisfacciones.

Quiero compartir con ustedes mis amigos y seguidores, una remembranza que hoy hice en compañía de una copa de Diplomatico sobre algunas personas que me acompañaron e influyeron en mi formación en este maravilloso mundo del ron.

Recuerdo en los inicios mis colaboradores de ese momento, hombres y mujeres de carácter recio pero sencillo, con mucha experiencia y compromiso.

Con mucho cariño recuerdo en forma muy especial a Bernardino Sergio, un portugués de nacimiento pero venezolano de corazón, quien era el Jefe de la Destilería en ese tiempo, de él aprendí los secretos de la levadura y la Alquimia de la Destilación, secretos que guardaba muy celosamente y quien terminó siendo mi gran amigo y consejero. Al Jefe de Embarrilado y Bodegas de Envejecimiento, José Ramón Gutiérrez, un ex Guardia Nacional muy rígido con disciplina militar que hacia ponerse firme a las barricas que celosamente resguardaba. A Pascualita, mi Programadora de Llenado y Vaciado de Barriles y Asistente Administrativo, mujer sencilla, trabajadora, leal y responsable. A Nelson Veliz, un hombre de pocas palabras y con cierto halo de misterio, de quien aprendí la importancia de la precisión en la elaboración de Mezclas. A Benito Torrez el catador, de quien recibí mis primeras nociones de cata. También recuerdo a Isidro Gutiérrez, un hombre de edad, campesino que conocía los secretos del de la zona de esas tierras, de la hacienda de caña, del rio Sarare y de las condiciones climáticas. Finalmente a mi mentor y jefe durante todos estos años, Humberto Arispe, quien con un gran conocimiento del negocio y orientación a la excelencia ha dirigido las operaciones de la planta desde ese entonces, quien supo guiar mi formación y el desarrollo de mi carrera a lo largo de todos estos años.

Durante esta etapa de mi historia fui aprendiendo el arte de hacer ron, y con la obtención de la Denominación de Origen Ron de Venezuela, nace la figura del Maestro Ronero en Venezuela, siendo honrado al ser nombrado Maestro Ronero de la casa Diplomatico, el primero con ese título en esta Destilería.

Para terminar y no hacer muy larga esta remembranza, me voy a una etapa más reciente, ya en la actual DUSA. Siendo Maestro Ronero comienza un nuevo aprendizaje, me encomiendan la tarea de promocionar y dar a conocer en el mundo como hacemos Ron Diplomatico y en compañía de José Ballesteros nuestro visionario presidente y Patrick Rabion nuestro hábil Director Internacional, recorremos gran parte del mundo haciendo esta importante labor para la marca. De ellos aprendí sobre la otra parte del negocio, el mercadeo internacional, un trabajo arduo y demandante pero igualmente de muchas satisfacciones y lleno de anécdotas que en otra oportunidad les comentare.

Esta es una parte de mi historia profesional, de Petrolero a Maestro Ronero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here