Inicio Notas de Prensa La importancia de la ginebra en el Gin Tonic

La importancia de la ginebra en el Gin Tonic

163
0

La importancia de la ginebra en el Gin Tonic, el cóctel que triunfa en las barras de España.

El gin tonic se ha convertido en el cóctel por excelencia en las barras de nuestro país, superando todas las expectativas y quitándose la etiqueta de ‘tendencia’. Este clásico de la mixología, que ha capturado los corazones de los españoles, esconde tras de sí una rica historia y una complejidad sorprendente. El secreto de un buen gin tonic reside en su ingrediente principal: la ginebra. A pesar de su popularidad, elegir la ginebra adecuada puede ser un desafío. Entre las opciones más destacadas y recurrentes se encuentran las «Ginebras Clásicas», reconocidas por su riqueza aromática y la prevalencia del enebro. Un ejemplo emblemático es Gin MG, una ginebra con más de 80 años de trayectoria y cinco generaciones dedicadas a la tradición, innovación y calidad.

La esencia inalterable desde 1940

En todo este tiempo, Gin MG ha sido leal a su receta original desde 1940. Se destaca por su elaboración artesanal y el uso exclusivo de productos 100% naturales, sin aditivos ni potenciadores. El enebro, cultivado de forma silvestre en una finca familiar del este de España, es el protagonista, seleccionado y recolectado a mano para garantizar la máxima calidad.

Proceso artesanal

De corte clásico, esta ginebra cumple con el proceso de producción London Dry Gin, lo que se traduce en una destilación manual en alambiques de cobre. Este meticuloso proceso asegura que solo las mejores bayas de enebro se utilicen en su producción.

Explosión de matices en cada Gin Tonic

La destilación cuidadosa y el uso de enebro propio aportan un carácter distintivo, con un grado alcohólico de 40º. Este balance perfecto produce una ginebra extra seca que conserva la elegancia y el equilibrio ideados por su fundador en 1940, ofreciendo una explosión de matices en cada Gin Tonic.

Perfect Serve: sencillez y tradición

El Gin MG es una apuesta por el sabor original, sin artificios ni florituras. Por ello, el único margen posible se lo dejan al twist de limón. Sin complicaciones. La recomendación para preparar el gin tonic perfecto es simple: Vaso long drink, Gin MG, 3 o 4 hielos, tónica y un twist de limón es todo lo que necesitas para preparar este combinado. Este método sin complicaciones es ideal para disfrutar en una sobremesa con amigos, en un afterwork con los compañeros de oficina, durante un aperitivo… Sin duda, hay un sinfín de momentos en los que un buen gin tonic se convierte en el compañero perfecto para disfrutar de estos pequeños momentos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí