Inicio Actualidad El algoritmo del Bartender

El algoritmo del Bartender

197
0


By María de la Peña @maria.ontherocks

El algoritmo del Bartender

Foto de Proriat Hospitality

Vivimos en una época en la que los algoritmos están a la orden del día. El de Google, Youtube, Instagram, etc. Todos ellos tienen en común seguir una serie de pruebas A/B para ver si el contenido es interesante o no para la audiencia a la que se está mostrando y para ver cuáles son las preferencias de dicha audiencia.

Y te preguntarás, todo esto está muy bien, pero cómo un sistema binario me afecta para hacer cocktails? Y la respuesta es: no te afecta en la ejecución en si, PERO te afecta (y mucho) en cómo interactúas con tus clientes!

Se habla mucho de poner al cliente en el centro, de la experiencia sensorial de cómo atraer a los clientes a los locales, etc. y todo eso está muy bien, pero llega la hora del: “¿Qué me recomiendas?” y ahí, te desinflas como un globo. Te has dejado una pasta en llevar al cliente hasta tu local le has enamorado con tu decoración y ahora, ¿sabes como fidelizarlo con una propuesta que le deje con el deseado efecto ¡wow!?

Para conseguirlo, vamos a descifrar el “Algoritmo del Bartender”:

Lo primero que debemos hacer es preguntar qué tipo de bebida suele tomar el cliente, eso dará mucha información acerca de sus preferencias primarias (dulce, seco, carga alcohólica aproximada, etc).

También puede ser útil preguntar por el destilado de preferencia, ya que así se eliminan muchas posibilidades de un plumazo

A continuación debemos meter en el algoritmo la hora, día de la semana y época del año. Como comprenderás no es lo mismo un Hot toddy en invierno en New York que una Caipirinha en una playa de Brasil, ni siquiera un Vin chaud en Serre Chevalier cuando hay que seguir esquiando!

Una vez tenemos todos estos elementos, siempre, (si, siempre!) se debe preguntar por las alergias alimentarias. Por poner un ejemplo, no le puedes ofrecer un Bellini a alguien con alergia a los sulfitos o un Whisky Sour a alguien que es alérgico al huevo!

Cuando ya dispones de toda esa información puedes usar tu maestría tras la barra para ofrecerle un trago, que no sólo esté delicioso si no que además será exactamente lo que andaba buscando, aún cuando no sabía lo que quería!

Como ves, la mejor baza es tu conocimiento y preguntar al cliente para conocer sus gustos y las posibilidades se irán reduciendo hasta conseguir hackear el algoritmo del Bartender! Si ya lo realizas de forma habitual, enhorabuena, eres un master del universo bartender. En caso contrario, te animo a que lo pruebes y te sorprenderás!

Para que puedas empezar, te dejo algunos ejemplos:
Si le gusta el Gin Tonic, puedes ofrecer un Tom Collins si es un afterwork o un Pegu si ya estamos en horario mas nocturno
Si tu cliente se decanta por el típico Cuba Libre, sabes que le van a gustar las bebidas con matices dulces y con un punto retro. Qué te parece sorprender con una Leche de Pantera o un Brandy Alexander?

Dime, cuál ha sido tu mejor efecto ¡wow! tras hackear el algoritmo del Bartender? Te leo en los comentarios!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here