Inicio Noticias Historia del Whisky Jameson

Historia del Whisky Jameson

23
0
Compartir

John Jameson nació un 5 de octubre de 1740, en Escocia, aunque la mayoría de la gente cree que era irlandés, si bien vivió casi toda su vida en ese país. Si bien es un error, éste fue bien ejecutado por los irlandeses quienes adoptaron a John Jameson como uno más. Hay un dicho popular que dice que John Jameson se convirtió en más irlandés que los propios irlandeses. No solo fue reconocido por su dedicación a su triple destilación y el whisky irlandés suave, sino que también, al igual que sus antepasados, era un navegante dedicado que pasó mucho tiempo en alta mar. En 1823 y en la gran edad de 83 años, todo un logro para el siglo 19, falleció el gran John Jameson. 231 años más tarde, el whisky de triple destilación John Jameson, que lleva su firma y sello, sigue siendo el número 1 del mundo de whisky irlandés.

Sine Metu significa “Sin Miedo” y es el lema principal de la familia Jameson por su valentía en la lucha contra los piratas en alta mar en el año 1500. Este lema fue la inspiración para el movimiento de John a Dublín para hacer su whisky. En 1770 inició una destilería de whisky en Dublín, así como en la década de 1940 fue a Los Ángeles para iniciar un estudio de cine. Irlanda tiene fama de ser donde se inventó el whisky y el whisky de Dublín fue considerado como el mejor del mundo. Entonces llegó John Jameson, un completo extraño, que tomó la gran tradición irlandesa y logró poner su propio sello en ella.

En el momento que John Jameson estableció su destilería de whisky en Dublín, fue cuando comenzó a dejar su marca. Para empezar, insistió en los mejores ingredientes (una tradición que, naturalmente, continúa hasta la actualidad). Él seleccionaba personalmente la cebada y barriles y no tenía inconvenientes para gastar dinero que fuere por los mejores.

Triple destilado: En el siglo 18, la mayoría de los whiskys se destilaban dos veces, como se hacía en Escocia. A John Jameson no le bastó con el doble destilado y dio un paso más e insistió en triple destilación, de esta manera descubrió un whisky que era el doble de suave. Entonces ¿por qué no cuatro o incluso cinco veces? ¿No sería el whisky obtener aún más suave? Es seguro que John lo intentó porque había que intentar cualquier cosa en la búsqueda de la perfección. Pero resultó que la triple destilación no se puede mejorar.
Una sola destilería: El pensamiento de John Jameson era bastante simple sobre la calidad, por lo que no es ninguna sorpresa que en realidad estableció una sola destilería para hacer su whisky. Esto significa que todo, desde la selección del grano y de barril, con triple destilación y maduración, tenía lugar en una destilería que era supervisada por el propio John Jameson para garantizar un control total de calidad. La única destilería en Bow Street se hizo famosa también por las reuniones sociales. Hasta el día de hoy la Old Jameson Distillery sigue albergando dichas reuniones, digna de visitar y pasar un momento de ocio.

Un ejemplo de jefe: Se podría decir que trabajar en la destilería de Old Jameson en la década de 1780 era símil a sacarse la lotería. No sólo tenía los mejores salarios y condiciones de trabajo, sino que los empleados también tenían el honor de beber con el jefe. John no era uno de esos distantes hombres de negocios, él estaba feliz de compartir su tiempo, sus ganancias y su whisky con cada trabajador. Todo esto lo hizo también para obtener un mejor whisky, después de todo, la lealtad a sus trabajadores aseguraron la calidad. Pero además de este trato, John Jameson comparte algo más con sus trabajadores. Su etiqueta. Así que para el día de hoy, junto a la firma del gran Jameson se pueden ver a dos hombres cargando un barril a ambos lados de la etiqueta, éstos dos hombres simbolizan las generaciones de hombres y mujeres que han dado su pasión y compromiso para producir el mejor whisky que el dinero puede comprar.

Deja un comentario