Inicio Noticias ¨ In the Mix ¨ está el secreto.

¨ In the Mix ¨ está el secreto.

239
0
Tupac Kirby. The Cocktail Room Madrid
Tupac Kirby. The Cocktail Room Madrid

Decía Debussy que ¨la música es el silencio que existe entre las notas¨
No puedo estar mas de acuerdo en darle valor a esa definición
sostenida en una parte inmaterial e inaudible, y aunque para un
profesional si que tenga su peso y ocupa su justo lugar en la partitura,
muchas veces no paramos en él, no lo escuchamos, no lo oímos….y en
verdad el silencio llena todos los vacíos.

El silencio es un sonido pero tan absolutamente y rotundamente real,
que le da todo el sentido a la nota. Es vibración, es profundidad, es
calidez, es textura, es como ese momento de silencio entre el ir y venir
de las olas, ese punto sostenido, en el aire, invisible. O el momento de
parada o retención entre la inhalación y la exhalación en un
respiración de Hata yoga. Esa pausa es buscada por todos, es un punto
de placer e iluminación, es sabiduría definitiva.

Pocos momentos musicales me gustan mas que los cortes de 2-3
segundos que te dejan en el aire como colgando y de repente el
torbellino vuelven a envolverte y a llevarte adonde el quiere, como ese
momento en el cual la montaña rusa te sube y sube y se para un
segundo antes de precipitarte al vacío con la consiguiente liberación de
adrenalina.

Sin silencio, no habría sonido, y mucho menos esa consecución de
sonidos con distintos tiempos y tonalidades qué le darán a lo que
escuchamos un carácter completamente distinto. Escuchen el silencio
entre las notas y descubrirán la música secreta de su compositor.
Siempre se habló del gusto y ahora esta de moda el olfato, ya se
trabaja lo visual en mil fotos, pero qué pasa con la información auditiva
que transmitimos a nuestros clientes ?

Le preguntaba al amigo Jaime Barnatán qué porcentaje de importancia
le daba a la música cuando entraba en un bar a tomar algo.. en España.
Su cara cambió y me explicó que aquí, en España, era muy bajo su
nivel de exigencia o expectativa respecto a la parte musical de su
velada, no iba a marcar esa diferencia en el. No puntuaba para
amargarle la noche.

La verdad que me quedé pensado varios días sobre el tema y al ser
naturalmente muy cercano a ese arte y a esa forma de comunicación
pasiva, me enfadó ver que no contaba para una persona como él, que
viaja y ha estado en sitios y fiestas increíbles por el mundo. Aquí ya
sabe que se va a torcer el asunto musical en algún momento, pero lo
acepta, es el rollo español… al final bailas el trenecito y te ríes…

Me pareció importante recalcar que esa es otra rama, otra parte del
servicio que debemos mejorar con urgencia en casi todos los bares.
Qué es lo que les damos a nivel sonoro a nuestros invitados? A qué
suenan las coctelerías ?

Cierto es, que muchas barras si que han entendido el concepto y
aplican el método, pero aún falta mucho que hacer.

Parece que por aquí estamos sumergidos por una marea comercial que
muchas veces engulle la experiencia y la autenticidad para dejarla en
algo más normal, mas corriente, y por España necesitamos muchos
más salmones que quieran ir a contra corriente.

Es como cuando nos atienden bien, ósea normal pero nos
sorprendemos por ello y tampoco es que haya pasado nada. Pero como
profesionales nosotros mismos nos sorprendemos cuando la gente
hace su trabajo y no tienes que estar a lo que estamos todos… mirar y
ver, buscar los errores.

Ya no podemos sorprendernos con algo normal, hay que avanzar y
afianzar esa puntita de locura e innovación, hay que premiar y
reconocer el trabajo y la constancia que deja un recuerdo mas allá del
simple servicio.

La nueva coctelería ha funcionado porque como bartenders hemos
conseguido hacer que el cliente se deje educar un poco, hemos
conseguido crear un interés en el consumidor, eso hace que confíen en
nosotros, hace que nos busquen, nos pregunten, se dejen llevar por lo
que contienen nuestras botellas, nuestros frascos raros, nuestras cartas
y recomendaciones.

El sector, desde la marca al consumidor y pasando por el dueño del
dispensador, han entendido que un bartender cambia la vida de un bar,
para bien y para mal, hay muchos aspectos que equilibrarán la balanza
del éxito del local, sigamos con la música.

Está todo el personal del local en la misma misión que tu?

Tu eres bartender, te gusta oír lo que te dice el cliente, conversar un
rato, te gusta estar cerca de ellos, ir de grupo en grupo, juntar a los
solitarios, asegurar que están perfectamente cómodos y a gusto, como
en su casa estando en la tuya. O prefieres estar en tu mundo, realizar tu propio show, cuidar de tu
estación y hacer tus X horas.

¿ El DJ busca cohesionar al grupo? ¿o busca brillar en solitario ? Se
trabaja esa parte de decibelios y de cómo conducir a nuestro invitado
de principio a fin en un concepto bien cerrado y creíble, desde que entra
hasta que sale ?

O no, dejamos ese ruido ahí detrás, al que ya estamos todos
acostumbrados, suena y suena y suena, lo aceptamos, ya ni nos
quejamos, ya ni queremos cambiarlo, es rum rum nos mata y nos
mantiene en pié, es un circulo vicioso, un fallo en el sistema.

Casi siempre el responsable final, es el dueño del local, que va a definir
o no ocuparse de este aspecto de su negocio. Es quien paga, quien se
arriesga, quién manda. Y si nadie manda en ese sentido, se sigue la
corriente de lo que suena al lado, o lo que te dicen que se tiene que
poner para que la gente escuche lo que ya ha oido mil veces y se sienta
a gusto, perdiendo el 50% de posibilidades de descubrir nuevos sonidos
y asociarlos con estos nuevos sabores que te han servido y esa nueva
deco de este nuevo local tan chulo donde podrías querer traer a toda la
gente que conoces.

Para mí, lo que se tenga trabajado y pensado poner para los oídos de
los clientes/ invitados es tan o más importante que las luces y sillas que
va a poner en su local para que la gente se siente.

Veo como se gastan miles de euros en crear la identidad de un nuevo
bar, con una decoración de diseño futurista o lamparas del
renacimiento, sillones vintage traídos de New York, un menú
degustación maridada en armonía con una carta de cocteles creativos o
de autor con muchas e distintas técnicas aplicadas. Ahh también hay que decir que claro, nos dejamos una pasta en el
equipo de sonido, todo lo mejor de lo mejor por favor.
Veo espejos, y mas espejos para reflejar la vanidad individual y
compartida en selfies y por ahí se habla tanto y tanto de la experiencia y
lo conceptual y todo el blablabla pero y luego… que se escucha en
muchos locales ? suena lo más banal, lo más comercial, lo que oyen
todos encendiendo una radio o yendo a una mega discoteca, la misma
basura, el mismo gin de fresa industrial, no hay frescura.

Muchos creen que vale con una lista de Spotify mal hecha y repetirla
día tras noche, pero no es así.

Esto no es premium señores.. donde está la categoría, hay que ofrecer
esa exclusividad, todo debe estar en una misma línea de relación
calidad precio.

No me vale estar en un speakeasy ambientado en los años 20, con
bartenders vestidos de mafiosos, oyendo música actual o cualquier
cosa que me transporte a cualquier sitio que no sea ese momento.
Quiero salir de ahí y seguir creyendo que soy Al Capone.

Cada local tiene su historia y su identidad y esa no se puede corromper
porque a las 23h00 entran siempre niñas que quieren escuchar los hits
o porque ahora tenemos mas clientela latina que quiere oír reggaeton.
No ! si no me cierra, si no me lo creo, me salgo fuera y me enfrento a la
realidad y se termina el viaje por los años 20.

Si no te lo crees tu, como me lo voy a creer yo.

Debemos ofrecer esa misma calidad musical a la experiencia general.
Lo que busco cuando voy a un cocktail bar, no es bailar al ritmo del
pasito pa lante maria, yo busco relaciones humanas basadas en la
calidad de la conversación, en el intercambio de ideas, en química
natural, estoy casado; no busco ligar, ya tengo 40 y trabajo en el sector,
no voy a hacer el pavo, ni el ridículo, ni bebo nunca tanto como para
llegar a no controlar esas actitudes, ya que repito, trabajo por y para el
sector.

Ahora mismo la tendencia esta en los cocktail bars, en el cual el
espacio suele ser reducido y los nuevos elementos que se usan, por
ejemplo, como cristalería, no ayudan mucho a beber y bailar, ya no son
vasos de tubo, son coupettes y vasos caros, mas difíciles de manejar.
Por lo tanto a un coctel bar, vas a beber, a ver la barra y el bartender, a
encontrarte y charlar con nuevos y viejos amigos, vas para ser y estar,
dejarte ver, lo de siempre, pero no tanto a bailar. Por lo que ya sobra
toda esa musiquita bailable comercial, que no aporta nada, solo rellena
el silencio de mas ruido.

Una diferencia muy importante de la música de un local es si suena
instrumental o canciones cantadas.

Si es un concierto en directo, directamente solo me invita a mirar, oír y
disfrutar, ya esta todo cubierto, pero pocos son las cocteleria con un
cartel musical real y constante y una carta de bebidas y un equipo
válidos al mismo tiempo.

Prefiero, en un bar o un restaurante, estar hablando mientras suena
algo instrumental, me da igual, house, música clásica, low hip hop. El
caso es que no quiero que algo cubra mis palabras o las de mis
interlocutores, no quiero que nada me corte ni me sobresalte, que nada
me trastoque la base. La música te ayuda a contar una historia, a
modular esa parte sensorial del cuento, y también ayuda a escucharla.
Es la banda sonora de la velada, te metes en ella y desde ella o estas
hablando, y casi narrando, o escuchando y debatiendo apasionadamente los temas propuestos, pero con una intensidad en la cuál, uno no esta sin el otro.

Si es música cantada, hay alguien haciendo esfuerzos por hablar mas
alto que tu y se convierte en una competición que termina en ruido
generalizado y aceptador todos, es un bruma que me sobra, son como
interferencias de comunicacion, hay alguien gritando ¨i believe i can fly¨
mientras me intentan explicar un concepto, o estamos intentando viajar
de manera atemporal por un delirio o ya es tarde y estamos rehaciendo
el mundo.
Un coctelería intenta hacerte viajar por el globo pero también se intenta
expresar a través de los tiempos o de los sin tiempos.
Muchas músicas no permiten esa desconexión temporal ya que la voz
y el estilo te meten de lleno en una humanidad y una época, te pueden
hasta marcar el tema, el tempo. Nuestro trabajo es ese , hacer
desconectar a la gente, pero de verdad, con las bebidas y con el
máximo de los sentidos, el oido en ese caso es un buen 30%, la banda
sonora por lo tanto tendrá un papel importantísimo en ese viaje que
queremos ofrecer.

Crear una experiencia pasa por personalizar la música, hacerla tuya,
vivirla de verdad.

Y para ello hay un muy amplio abanico de posibilidades.
Usamos el ritmo para trabajar, muchas veces es lo que nos marca el
paso, el shake, el ritmo de servicio, la rapidez con la que nos movemos.
Así los usan supermercados y tiendas de ropa, para que compres mas
o menos rápido dependiendo de las necesidades de venta y cantidad
de cajeras.

Lo mismo pasa en los concursos, o incluso en una demo de producto,
no trabajar la parte musical de una presentación es un suicidio.
No saber usar los ruidos naturales y los silencios a su favor es muy
arriesgado si hay cierta inversión en el evento.

Imagínate el trailer de Jason Bourne 5 sin los efectos especiales
sonoros y la banda sonora musical : melódica y rítmica, sería muy triste,
lo mismo con Star Wars, sin el ta ta tachán Darth vader no parece tan
grande ni poderoso y con Harry Potter sin esa banda sonora, no te
crees ni la mitad de la magia y los personajes, si vamos a Psicosis,
solo verías un tío acuchillando a una chica en una ducha, ya lo hemos
visto mil veces, lo que provoca emociones son las notas de piano, el
violín estridente, el sonido también te pone los pelos de punta, lo que
oyes te sugestiona muchísimo, crea el ambiente y la atmósfera, no se le
presta tanta atención ya que lo visual tiene ese poder hipnótico, pero
ahí está, es como respirar, siempre escuchas, sin darte ni cuenta.

Y ese es el motivo por el cuál a mi, me gusta trabajar entre 90 y 120
beats por minutos, y sobre un estilo hip hop que me marcará bien el
ritmo, una caja clara y constante, una melodía simple y repetitiva, un
bajo grueso y básico, un bombo profundo, estos aspectos musicales
armonizan con mi trabajo de servicio limpio, claro, divertido y muy
definido. Todo basado en la repetición de los mismos pasos una y otra
vez para llegar a la perfección y que a los ojos del cliente ya parece
natural.

Ese es mi rollo.

Este texto es para dejar escritos estos pensamientos convertidos en letras y palabras rapeadas serían sonido y silencio.

Bless, Cheers & Love
Tupac Kirby AKA Toop in the loop.

PARADISO — CUMBIA EMPRESARIOS
CREPES AL BORN —- Aaron Paul Kalkbrenner
SALMON GURU Ghost Writer RJD2
ALEXANDER —- Hypnagogia de Erman Erim
VARSOVIA SOL Clap o Atlantic Oscillations de Quantic
PERDITA Get Missunderstood – Trouble Makers
CHESTER & PUNK Café de Flore- Doctor Rockitt
HABANERA—- Ernie Fat Freddys Drop
DRY 1862 —- Flamenco Sketches de Miles Davis
ATELIER — Feelis like home de Spada y Hosi Neil

ADS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here