Inicio Actualidad Yeray Monforte Guest Blogger

Yeray Monforte Guest Blogger

837
0

Continuando con las colaboraciones de bartenders que deciden escribir o dar su opinión sobre determinados temas, Yeray Monforte nos envía su análisis de la actualidad del gintonic

Castellón, Yeray Monforte.

Yeray MonforteSi bien son muchos los asiduos a la combinación de Ginebra y tónica, no lo son tantos los que reconocen que es un cóctel. Se ha dado un nuevo boom en coctelería e incluso los grandes clásicos están teniendo un nuevo resurgir con pequeñas modificaciones de autor . Sin embargo fuera de las capitales alejadas del “turisteo” el rey indiscutible de cualquier bar es el gin-tonic.

Lo que empezó siendo una moda que como otras tantas que debería haberse extinguido se consolidó aún más en nuestras costas. Es fácilmente entendible. Abarca a un gran número de adeptos gracias a su versatilidad y es el combinado más personalizable.

Además España es un país con tendencia hacia el trago largo y dulce, por lo que la frescura de la copa encaja perfectamente con nuestro sol y alegría. Pero no sólo de gin-tonic vive el hombre… Referentes como somos en gastronomía hemos sabido innovar, experimentar y abrirnos camino. Clientes y expertos han conseguido avanzar desde un básico entrenamiento del paladar hasta llegar a ofrecer los mejores fogones del mundo.

Es ese mismo público que sacó del hermetismo a la cocina, el que reaviva las ganas de hacer una coctelería que es arte. Una coctelería más alla del gin-tonic. Tiene mucho que aportar, no solo hay barmans, hay artistas del líquido y artesanos del hielo. Al igual que en La cocina se arriesga y se crea.

Ya son unos cuantos los  locales pioneros como «Bobby Gin» que abrió la veda con su “Gin Fonk” (mezcla de gin-tonic y cóctel) u otros como Dr.Stravinsky que ni siquiera tiene “mixers” comerciales.Otras nuevas aperturas como «Chapeau» (Mallorca), «MeetPoint» (Avilés) o «Lab-Cocktail» (Toledo) son claros ejemplos de bares en pequeñas ciudades que se han decidido por la coctelería.

En nuestras manos y nunca está mejor dicho que los clientes abran su mente con un Tom Collins o un Gin Fizz.

Artículo anteriorDime una cosa ¿ conoces tu bar ?
Artículo siguienteMauri Jiménez gana la final Chairmans Reserve España

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here