Inicio Actualidad Singapore Slim, la historia real

Singapore Slim, la historia real

169
0
Nacho Zamora

Nacho Zamora

Head Bartender Museo Chicote Madrid

Hola familia de Brandtenders, hoy regresamos a los cócteles Tiki y lo hacemos de la mano de otro de sus tragos mas representativos de esta familia, con permiso del Mai Tai. La repercusión de este trago es tan grande que hasta una compañía de aviones ofrecía a sus clientes una degustación (hecha a su parecer) de esta bebida. Vamos a conocer al Singapore Sling.

Singapore Sling (receta IBA)

  •    4cl Ginebra
  •    2cl Licor de cereza (cherry brandy)
  • 0,5cl Cointraeu
  • 0,5cl Benedictine
  •    8cl zumo de piña
  •    3cl zumo de lima
  •    1cl granadina
  •    1 golpe de Angostura bitter

Agitar en coctelera y servir en vaso alto con hielo y decoramos con una cuña de piña y una guinda al marrasquino.

Viajamos al continente asiático para pararnos en la isla de Singapore y conocer el hotel (que aun sigue en pie y es uno de los mas lujosos de la isla) donde se creo este delicioso trago.

Historia Singapore Sling

Nos situamos en Singapur, Malasia y vamos a visitar el hotel Raffles, es un edificio de corte colonial y te hace pensar que estas en una plantación tropical debido a sus plantas, sus techos de madera, sus ventanas y balcones de color caoba. Buscamos el Long Saloon y nos encontramos un local lleno de mesas redondas con sillas de mimbre, una barra también de madera surtida de todo tipo de botellas donde elaboran cualquier trago que el cliente demanda. Entre sus empleados nos encontramos con Ngiam Tong Boon que sabe muy bien que bebidas preparar, es un local muy frecuentado por hombres ya que las mujeres no pueden beber, es lo malo de vivir en el año 1915, pero aun así hay damas dentro del local y beben diferentes tipos de tés y zumo de frutas exóticas locales. Yo meditaba en que bebida encargar y vi que el Sr. Tong elaboraba un delicioso brebaje que curiosamente se lo dio a una dama y decidí que me lo preparara a mi también, y cuando probé el trago percibí que era de un sabor muy licoroso, frutal, dulce y también amargo. Y le pregunte que ingredientes contenía mi bebida y cual fue mi sorpresa al descubrir que este trago, a priori solo es un coctel de frutas para las damas, que llevaba alcohol y se mimetizaba perfectamente con los demás ingredientes que contenía la mezcla. Este hombre era inteligente, daba a las damas alcohol sin que los hombres pudieran sospechar nada, dado al color del coctel como con la decoración no hacían prever que llevara alcohol. Podríamos llamarlo un trampantojo.

Ngiam Tong creció en la isla de Hainan, tras una discusión familiar, abandono el hogar y tomo un barco sin ni siquiera conocer su destino. Sus inicios en la hostelería fueron en Vietnam donde los hoteles, bares y restaurantes fueron los que le forjaron en este oficio. Decidió mudarse a Singapur y gracias a que tenia conocimiento de varios idiomas no tuvo problemas a la hora de encontrar su sitio. Fue en 1899 cuando, en un reciente ampliado hotel Raffles, le contratara para hacerse cargo de un bar de alto nivel. El hotel había hecho historia ya que acababa de introducir la electricidad y ello supuso un gran avance.

No se conoce mucho mas de la historia de Ngiam salvo que se caso en un matrimonio concertado y regreso a sus raíces de la isla que le vio partir. De vez en cuando volvía al Raffles y se preocupaba de que su famoso coctel estuviera igual que siempre. Corría el año 1915 en unos de esos viajes enfermo y días mas tarde falleció, posiblemente debido a la malaria. Su hijo mayor siguió los pasos de su padre y trabajo en el lujoso hotel. El fue, sin querer, el encargado de dar a conocer la historia de su padre y del coctel que el había creado.

Durante la segunda guerra mundial el Raffles se convirtió en un hotel para funcionarios japoneses, después como un campo de transito y no es hasta el año 1967 cuando un empresario de origen italiano, llamado Roberto Pregarz, compro el Raffles y utilizo el coctel como buque insignia del hotel y a su famoso Long Saloon. Hemos de mencionar que Ngiam creo un coctel que se llamaba Gin Sling y que los ingredientes eran ginebra, zumo de limón, granadina y soda. Gracias a esta receta sorprendió a los dueños del Raffles con la versión mejorada y que llevaría el nombre de Singapore Sling. El hotel esta rodeado con un montón de publicidad sobre el coctel, como si de un actor de Hollywood se tratara.

Ya conocemos por encima la ginebra, su producción y sus clases; conozcamos otros ingredientes del coctel de hoy.

Cherry Brandy es un licor originario de Dinamarca, esta producido con cerezas que proceden de Europa del este, se tritura la cereza junto con el hueso, tiene, como mínimo, 200 gramos de azúcar por litro y un volumen de alcohol de 24% vol. Es de color rojo cereza, con mucha densidad casi como una crema, su sabor es inconfundible y tiene un ligero recuerdo al Amaretto gracias al hueso.

Benedictine es un licor producido por los monjes benedictinos a base de hierbas y especias con un contenido alcohólico de 43% vol.

También hemos conocido el Cointraeu en el post de la Margarita, la granadina es un sirope que podemos encontrar en cualquier supermercado o tienda de alimentación, el precio variara dependiendo de la calidad del producto. Se puede elaborar de forma casera o homemade utilizando el zumo de la fruta de la granada, cuando sea la temporada, y a este zumo le añadiremos la cantidad de azúcar deseada para tener la densidad que queramos, la formula 1 parte de liquido por una parte de azúcar es la ideal (TPT 1:1). Añadir también piel de limón que nos aportara que nuestra granadina tenga más vida.

Zumo de lima recién exprimida y el zumo de piña si es natural pues mucho mejor. Cortar la piña, la tostáis en la plancha o en una sartén y después la hacéis zumo veréis que sabor tan rico tiene.

La compañía de aerolíneas Singapore Airlines, ofrece a sus viajeros una degustación del coctel, y no, no penséis que llevan a un barman en el avión y lo hace como si estuvieras en el Raffles, no. Es una bebida que viene ya terminada, embotellada y solo hay que servirla con un poco de hielo.

Espero que ya conozcamos un poco más sobre otro de los grandes clásicos.

Hasta la próxima semana familia.

Artículo anteriorBOMBAY SAPPHIRE® CONVIERTE A PACO LEÓN EN DISEÑADOR, EN UNA INVITACIÓN A QUE TODOS SAQUEMOS LA CREATIVIDAD QUE LLEVAMOS DENTRO
Artículo siguienteDía internacional del Gin con Amer Gourmet

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here