Inicio Actualidad Moscow Mule historia y versiones by Nacho Zamora

Moscow Mule historia y versiones by Nacho Zamora

136
0
Nacho Zamora

Nacho Zamora

Head Bartender Museo Chicote Madrid

Hola familia, esta semana toca un trago muy refrescante y con mucho sabor.

Moscow mule (receta I.B.A.)

  • 4,5 cl Vodka
  • 12 cl Ginger beer
  • 0’5 cl Zumo de limón natural

El origen del coctel se remonta entre los años 1941-1946 aunque esto no esta bien especificado en ninguna parte. Recientemente los Estados Unidos habían derrocado la Lay seca.

Podríamos decir que la historia de esta bebida es la lucha del sueño americano de 3 amigos. John G. Martin se había hecho cargo de los derechos del vodka Smirnoff para un limitado distribuidor de bebidas y alimentación en Connecticut. Esta marca, y sus derechos, la introdujo en Estados Unidos un emigrante ucraniano que llego siendo un refugiado de la Revolución Rusa. Kunett vendía solo 4000 cajas de vodka cada año, un día se acerco a Heublein, pueblo del estado de Connecticut, y le vendió el negocio a cabo de 14.000 dólares y un puesto de trabajo.

Un amigo de John era el propietario de un famoso pub en Hollywood, California, llamado Cock’n’Bull Saloon. Jack Morgan, dueño del pub, había creado su propio ginger beer e intentaba darlo a conocer a sus clientes pero las ventas no acompañaban.

John C Martin

Ambos amigos probaron mezclar el vodka con el refresco de jengibre con un chorrito de limón, tal vez impulsados en buscar un combinado nuevo tipo cuba libre, pero faltaba algo. Jack Morgan tenia una novia que no hacia mucho tiempo había heredado, de su familia, una fabrica de tazas de cobre. Ella fue la impulsora de que la bebida cambiara la presentación y lo empezaron a servir en las tazas de cobre. El trago te hacia sentir como una patada de mula, había nacido el Moscow Mule.

Por aquel entonces, el vodka, era una bebida desconocida ya que la bebida favorita era la ginebra. Incluso llegaron a colocar el mismo tapón que llevaba el whisky para incrementar las ventas. Pero no era algo relevante para los adictos a los bares de esa época.

Es aquí donde entra en escena Edwin H. Land, el creador de la cámara de fotos Polaroid, para los que no las conocéis, fueron las primeras cámaras fotográficas con auto revelado instantáneo. En el año 1947 el coctel se empezaba a encontrar en las cartas de distintos bares pero el éxito no había llegado. John tuvo una idea de marketing revulsiva, se compro una Polaroid e iba a los bares donde estaba el coctel en la carta, hacia 2 fotos, una se la quedaba el dueño del bar y la otra se la quedaba el, para demostrar a la competencia dónde se servía su coctel.

El cobre es un magnifico conductor del frio pero debido a que los ácidos que contienen las frutas o el vinagre se corroen y llega a ser tóxico para el ser humano. Es por eso que en el 27 de Julio 2017 la División de bebidas alcohólicas de Iowa (E.E.U.U.) emitió una declaración en la que dice que estas tazas de cobre han de estar forradas en el interior por otro metal como el níquel o el acero inoxidable.

Ya conocemos la receta del coctel, su creador, su historia pero ahora vamos a conocer el destilado con el que se crea este trago.

¿Qué es el Vodka?

El vodka es una bebida espirituosa producida a base de alcohol etílico de origen agrícola, obtenida tras fermentación mediante levaduras a partir: de patatas, cereales, o ambos, o de otras materias primas agrícolas. Destilada o rectificada de manera que se reduzcan selectivamente las características organolépticas de las materias primas utilizadas y los subproductos formados durante la fermentación.

La primera referencia de vodka fabricado se llamaba Mendeleievskaya, era un homenaje a Dimitri Mendeleiev, que dio con la formula de que la mejor proporción de alcohol y agua ideal era 45,88 de alcohol, 54,12 de agua daba 40% vol. Luego paso a llamarse Moskovskaya Especial.

Más adelante seguiremos profundizando en el vodka pero vamos a por un ingrediente más, que personalmente debido a su sabor y versatilidad he de reconocer que me tiene enamorado, Ginger beer.

¿Qué es el Ginger Beer?

Hay muchos clientes que en el momento que leen o escuchan la palabra beer directamente se van al mundo de las cervezas, y no les falta razón ya que Beer es cerveza en ingles, pero esta bebida no se parece nada a una cerveza.

Campaña de publicidad del Moscow mule

Se elabora de forma tradicional haciendo una fermentación de jengibre, agua, azúcar. Hay que recordar que una fermentación es la transformación de azúcar en alcohol mediante levaduras añadidas o que se encuentran en la atmósfera y la forma tradicional contiene una mínima parte de alcohol. La forma industrial contiene jengibre, limón, agua, estabilizantes y gas carbónico presurizado. La forma industrial no contiene alcohol aunque la marca Fentimans durante una época llevaba alcohol. En los años 80 la marca Schweppes lanzo su propio ginger beer pero fue retirado debido a la demanda tan baja y no es hasta la década del 2000 donde volvió a resurgir y esta marca volvió a lanzarlo al mercado.

No deja de ser una soda de jengibre que no tiene nada que ver con su primo el Ginger ale ya que este es mucho mas dulce y con un toque cítrico que más se le parece más a un refresco de lima y limón.

El Ginger beer es refrescante, cítrico y picante. No es agresivo o invasívo, sino algo agradable, aporta matices y complejidad a nuestros tragos. Como bien hemos visto con el vodka va genial, pero con el ron especiado también va como anillo al dedo. Si encima del coctel le agregáis unas gotas de Angostura ganareis mucha complejidad.

¿Como saber que ginger beer comprar?

Tendréis dudas de cuál es mejor y cuál peor, no porque sea más caro es mejor o el más barato el peor. Yo os sugiero que compréis 5 de diferentes marcas, diferentes precios y hagáis una cata. El que mas os guste a vosotros será el elegido.

Vamos con las variantes del Moscow Mule

Gin Gin mule como dice sus palabras esta elabora con ginebra en lugar de vodka. Esta versión cada día tiene mas adeptos.

Mexican mule en esta versión el tequila ocupa el lugar del vodka. Prueba con el mezcal.

Brandy Mule aquí el brandy es el protagonista y nos aporta unos matices muy sorprendentes. Os recomiendo en este caso un brandy del Penedés.

Hay muchas versiones pero siempre os quiero animar a que experimentéis, que busquéis y os divertíais vosotros mismos. 

Espero que con esta lectura os entre ganas de tomaros un Moscow mule o una variante.

Hasta la próxima semana!!!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here