Alfred Cointreau, sexta generación de la familia Cointreau

681
0

Alfred Cointreau representa la sexta generación de la familia Cointreau, marca pionera con un importante legado histórico, líder en el mundo de la coctelería. Su tatarabuelo creó en 1875 el famoso licor de naranja número 1 del mundo que este año cumple su 170 aniversario. Alfred nació y creció en Angers, localidad donde en 1849 se fundó la Maison Cointreau.

Alfred es el perfil ideal para ser el Heritage Brand Manager de Cointreau. Encarna los valores de la tradición, el savoir faire y el legado de la marca. A pesar de su juventud, este atrevido y explorador joven treintañero se ha convertido en el portavoz y el embajador de la Maison a nivel internacional. Sus esfuerzos se centran ahora en dar a conocer la marca por todo el mundo y difundirla con la comunidad de bartenders, con quien comparte su entusiasmo por el arte de la mixología.

Savoir faire Cointreau Su personalidad está marcada por la historia de su familia, llena de curiosidad y enriquecida por su pasión como coleccionista de objetos de las barras de los bares que visita. En un principio, no tenía previsto quedarse en la empresa familiar. Recuerda a su abuelo, un falso jubilado, que iba cada día a la destilería con la misma pasión y que sin duda la transmitió a su nieto. Ahora afirma: «Sólo llevo aquí ocho años, pero en realidad tengo 30 años de experiencia «.

Padre de dos niñas, Louison y Suzanne, Alfred mantiene viva la esencia de la cultura de la Maison Cointreau. Ha pasado por todas las posiciones dentro de la destilería, desde descargar los sacos de las pieles de naranja hasta el embotellamiento y el arte de la destilación. Hace un tiempo, el joven Alfred prefirió explorar nuevos horizontes y descubrir la riqueza de viajar y transmitir los valores de la marca por los cinco continentes.

Polifacético y enérgico, rechaza la rutina y prefiere moverse por el mundo que estar en una oficina, conocer gente distinta y explorar los bares. Cuando escucha el ruido de los cubitos de hielo, se siente inmediatamente como en casa. Donde quiera que esté, conservando sus ilustres orígenes, cuando se acerca a un mostrador le da carta blanca al barman. Embajador de la etiqueta naranja por excelencia, Alfred Cointreau encarna la sensibilidad, el savoir faire y el estilo de vida francés, compartiéndolos con el resto del mundo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here