Inicio Ginebra Monkey 47

Monkey 47

21
0
Compartir

Monkey 47 es una ginebra alemana premium, fruto de una doble destilación de cereales, más una tercera con los botánicos, para luego ser envejecida en vasijas de barro durante 4 meses. Son precisamente sus botánicos los que la convierten en una ginebra especial ya que, con 47 distintos (de ahí su nombre), es actualmente la ginebra con más botánicos del mundo.

Se trata de una ginebra compleja, seca y llena de matices que le aportan esos 47 botánicos, un tercio de los cuales procede de la Selva Negra, al suroeste de Alemania. Entres ellos destaca el uso de una variedad de arándanos locales, aunque también podemos encontrar camomila, escaramujo, salvia, verbena y bayas de espino, bayas de enebro, cardamomo, clavo, nuez moscada, almendra, jengibre, canela de Ceilán, regaliz y cálamo aromático, lavanda, acacias de la Selva Negra, madreselva salvaje y flor de Monarda de Norteamérica, semillas de angélica, bálsamo de naranja y limón y una larga lista hasta completar los 47.

El origen de esta ginebra se remonta a la segunda mitad del s.XX, cuando Montgomery Collins, un oficial de la RAF británica destinado en Berlín durante la II Guerra Mundial, se instala en la capital alemana al terminar la contienda para colaborar en la reconstrucción de Alemania. Unos años después, en 1951, abrió una pensión, ‘El mono salvaje’, en honor a Max, un mono que había apadrinado durante la reconstrucción del zoo de Berlín.

Collins, amante de la ginebra, descubrió que la Selva Negra era un lugar privilegiado para proveerlo de materia prima de calidad para elaborar su propio destilado. Muchos años después de la muerte de Collins, a comienzos del s. XXI, durante la renovación de dicha pensión, se halló una botella de ginebra con una etiqueta artesanal con la inscripción ‘Max the Monkey-Schwarzwald Dry Gin’, así como diversas notas manuscritas en las que Montgomery detallaba la receta con los ingredientes empleados para su elaboración. Ya en 2008, Alexander Stein y Christoph Keller dieron vida a la fórmula original y crearon Monkey 47.

Su amplia combinación de botánicos otorga un carácter especial a esta ginebra con un sabor equilibrado, complejo y bastante seco, en la que predomina el sabor a enebro, cítricos, flores y notas de pimienta.

 

Distribuida por Pernod Ricard y con una graduación alcohólica del 47%, se presenta en una de las botellas más pequeñas del mercado (de 50 cl) con un diseño vintage, de color ambar ahumado, de base redonda y anchos hombros también redondeados. Su producción es muy limitada: sólo 2.500 botellas al año.

Deja un comentario